DEPORTES

RIVER, SEMIFINALISTA DE LA COPA ARGENTINA

River Plate se convirtió anoche también en semifinalista de la Copa Argentina porque en una ráfaga sobre el epílogo del primer tiempo marcó los dos goles que le dieron tranquilidad y en la segunda etapa terminó de darle forma al 4-1 definitivo ante Atlanta en el Estadio San Juan del Bicentenario.

El uruguayo Marcelo Saracchi e Ignacio Fernández aportaron los tantos que le empezaron a despejar el camino a los Millonarios, a quienes les había costado mucho quebrar el cero. En el segundo período los otros goles de River los determinaron Gonzalo Martínez y Carlos Auzqui y el 1-3 para los Bohemios fue obra de Adrián Martínez.

El equipo de Marcelo Gallardo, que además ya está en las semifinales de la Copa Conmebol Libertadores, en le próxima ronda de esta competencia federal se medirá con el que surja de la llave que afrontarán el lunes próximo Deportivo Morón y Olimpo, en el Estadio Néstor Díaz Pérez, en Lanús.

En el primer episodio a Atlanta se lo vio bien parado,  aunque sin tener la pelota, pero cubriendo los espacios para evitar que River jugara con comodidad. En ese primer capítulo no hubo mucho contacto entre Nacho Fernández, Nacho Scocco y Gonzalo Martínez, por lo que el conjunto de Núñez fue bastante impreciso. En el elenco bohemio se desctacó el trabajo del capitán y
referente Nicolás Bianchi Arce como ordenador de la defensa.

La primera llegada se vio a los 36, cuando el uruguayo Nicolás De La Cruz habilitó a Nacho Fernández, pero en el duelo se impuso el arquero Rodrigo Lugo. A los 41, un remate de Pity Martínez pasó por encima del travesaño. A los 43, hubo un muy buena jugada de Scocco, quien de espalda a arco, pisó la pelota, giró y le cedió el balón a Saracchi, quien definió con seguridad y de un modo potencia y ascendente.

Ni bien movieron el balón, un pase corto hacia atrás de Atlanta permitió que Nacho Fernández lo capturara para escaparse y formalizar el 2-0 antes de irse al descanso. Ya con el 2-0 en su favor River econtró la serenidad y los espacios y jugó todo lo que no había realizado en la primera mitad, sobre todo por el desempeño del Pity Martínez, quien fue la figura de la cancha.

La goleada fue lógica y dejó en claro la diferencia de jerarquía individual y colectiva que hay entre River y Atlanta, más allá de la dignidad, el orden y el esfuerzo que distinguió a los Bohemios.


OPERARON A BARRIOS Y BOCA TIENE PROBLEMAS EN EL MEDIOCAMPO

La operación en la mano izquierda a la que fue sometido hoy con éxito el mediocampista colombiano Wilmar Barrios demandará una recuperación estimada en un mes, pero, aunque es difícil que pueda jugar ante River Plate, el 5 de noviembre en el Monumental, en Boca todavía no lo dan por descartado.

La primera alternativa que se evalúa para su reemplazo es que el uruguayo Nahitan Nández ocupe la posición de volante central, Leonardo Jara pase a moverse como interno derecho y Gino Peruzzi fuera el lateral derecho. Dada la fractura del tercer metacarpiano de la mano izquierda sufrida por Barrios en el encuentro frente a Patronato, el domingo último, en principio se había especulado con la posibilidad de postergar la operación para que el colombiano pudiera jugar con un vendaje especial.

Finalmente, se optó por realizar la intervención quirúrgica cuanto antes porque eso significa un sensible acortamiento en el lapso de recuperación y evita cualquier riesgo de que la lesión se agrave. El cafetero podría jugar con una protección, pero la misma, por razones reglamentarias, no debe ser rígida sino elástica, de modo que la zona afectada correría el riesgo de resentirse ante un impacto.

Por lo pronto, Eric Christophersen, especialista en cirugía de los miembros superiores, estuvo hoy a cargo de la operación. De la evolución que Barrios vaya presentando en los días siguientes dependerá su presencia o no en los juegos ante Belgrano (29 de octubre) y River (5 de noviembre) aunque lo más probable es que no esté.

Ante este panorama, el director técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, probará las variantes de que dispone para suplir a un futbolista que ha sido fundamental en los últimos tiempos. La mayor factibilidad es que ubique como volante central a Nández, quien tiene experiencia en Peñarol y el seleccionado uruguayo para cumplir con la función aunque en el corto tiempo que lleva en Boca se desempeñó como interno.

En tal caso, Jara regresaría a la posición de mediocampista, la suya original pese a que en los últimos tiempos jugó con mayor habitualidad en la última línea y Gino Peruzzi podría volver a ser el lateral derecho titular. Una segunda opción es que Edwin Cardona ocupe la posición de mediocampista interior, manteniéndose a Cristian Espinoza como extremo, alternativa que resiente la función defensiva dada la escasa vocación del colombiano para el retroceso.

Una tercera posibilidad es que se mantenga a Nández como interno y que el mediocampista central sea Julián Chicco, poco probable dada su juventud.

Por otra parte, otro colombiano, el marcador lateral Frank Fabra, concurrió esta mañana al Complejo Pedro Pompilio y se retiró sin participar de la actividad, dado que presenta un fuerte cuadro gripal, por lo que se le recomendó reposo.

El entrenamiento a puertas cerradas desarrollado en la cancha principal del predio se enfocó fundamentalmente en movimientos de conducción y coordinación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.