ESCÁNDALO Y RENUNCIA EN AUSTRALIA

El vicepremier australiano Barnaby Joyce renunció hoy a su cargo en medio de un escándalo por una relación extramarital y una acusación de molestias sexuales.

Joyce dijo que saldrá del consejo de ministros, pero no del Parlamento, para poder asegurar la mayoría absoluta del partido del premier Malcolm Turnbull. Se desconoce quien acusa de molestias a Joyce.

A principios de mes la prensa local reveló que el ahora exvicepremier será padre en abril de un hijo que espera su ex asesora de prensa Vikki Campion. Joyce anunció que su Partido Nacional, el menor entre aquellos que forman parte de la coalición en el poder, designará un sustituto el lunes próximo.

Casado y con cuatro hijos, Joyce renunció después de semanas de chismes y polémicas seguidas por las revelaciones sobre su relación con su asesora de prensa. Además, renunció al liderazgo de su partido.

Pero Joyce fue acusado además de molestias por una mujer de Western Australia y en los últimos tiempos resistió los pedidos de renuncia que le llovieron desde distintos ámbitos. El escándalo comenzó después que el diario Daily Telegraph reveló en su portada que Joyce mantenía una relación paralela con su asesora de prensa Vikki Campion visiblemente embarazada.

Los conservadores del premier Malcolm Turnbull pidieron su cabeza después que se conoció la noticia de que Campion había sido trasladada a una nueva posición, apenas creada y con un sueldo mayor.

Además, el escándalo aumentó cuando se conoció que Joyce y Campion viven sin pagar alquiler en un departamento propiedad de un millonario donante de fondos para su partido.

Joyce dijo que afrontará las acusaciones sobre molestias sexuales y señaló que la denuncia sobre abusos fue la “gota que rebalsó el vaso”

FOTO: LA DENUNCIA ONLINE

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.