NACIONALES

PICOLOTTI, AL BORDE DEL JUICIO
El camino al juicio a la ex secretaria de Ambiente kirchnerista Romina Picolotti por supuestas irregularidades en el manejo de dinero de su cartera quedó despejado, después de que la Corte Suprema desestimó un planteo de prescripción y de nulidad de la elevación a debate oral y público de ese proceso.
La ex secretaria de Ambiente es investigada por el uso de fondos públicos para comprar flores, comidas en restaurantes y hasta una barrita de cereal, perjudicando así los intereses que le fueron confiados en razón de su cargo.
La Corte rechazó el recurso deducido por la defensa de Romina Picolotti, que había cuestionado la decisión que no hizo lugar a los planteos de extinción de la acción penal por prescripción y por violación al plazo razonable y al subsidiario de nulidad del requerimiento de elevación a juicio.
El Tribunal Oral Federal 6 busca enjuiciarla porque Picolotti, en su condición de titular de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación entre julio de 2006 y diciembre de 2008, usó fondos públicos “asignados presupuestariamente a esa cartera de Estado para solventar gastos injustificados, ajenos a sus fines y objetivos, perjudicando así los intereses que le habían sido confiados en razón de su cargo”, según la acusación.
En la instrucción, la ex secretaria de Ambiente entre 2006 y 2008 fue acusada por gastos irregulares durante su gestión con fondos públicos, entre ellos varios vuelos privados que no pudo justificar, pese a que argumentó que tuvieron relación con la tarea que llevaba adelante.
Entre los gastos cuestionados están también la compra de flores en La Orquídea el 8 de agosto de 2006 por 80 pesos; comidas en “Puerto Sorrento” o “Il Gatto” o la compra de una barrita de cereal en un kiosco, todo con dinero público.
También se la acusa por una gran cantidad de vuelos aéreos privados que contrató para ella y su familia.
La figura penal que se le achaca es “administración fraudulenta”, para la cual la ley prevé una condena de dos a seis años de prisión e inhabilitación perpetua.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.