NACIONALES

PARA NO SER POBRE, CASI $16 MIL
Una familia tipo de cuatro integrantes de la ciudad de Buenos Aires necesitó en agosto 7.708,14 pesos mensuales para cubrir la canasta de indigencia, 15.728,31 pesos para no ser pobre y 25.220,64 pesos para integrar la clase media, de acuerdo con los datos aportados hoy por la Dirección General  de Estadística y Censos porteña.
De esta forma, la canasta básica alimentaria (CBA) que determina la indigencia tuvo un aumento mensual del 2,45 por ciento e interanual de 17,98 por ciento, en tanto la canasta básica total (CBT) que fija el límite de la pobreza se incrementó 1,72 por ciento respecto de los valores de julio y 21,92 por ciento en relación a agosto del año pasado.
La canasta total (CT) que mide los estratos superiores, entre ellos la clase media tuvo un alza mensual del 1,90 por ciento e interanual del 22,14 por ciento. A diferencia del INDEC, que mide solamente pobreza e indigencia, Estadística de la Ciudad considera también a “no pobres vulnerables”, “sector medio frágil”, “clase media” y “sectores acomodados”, todos diferenciados según su porcentaje de cobertura de la canasta total.
Los “no pobres vulnerables” no alcanzan a cubrir el 100 por ciento de la CT de 20.176,52 pesos.
Los hogares del “sector medio frágil” superan al anterior en un 25 por ciento y no superaron en agosto los 25.220,64 pesos, nivel a partir del que pasan a considerarse de “clase media”. Por último, los “sectores acomodados” tienen ingresos suficientes para cubrir cuatro CT, con 80.706,08 pesos mensual como mínimo.


AGUA POTABLE PARA EL CONURBANO SUR
El Gobierno Nacional firmó, a través de la empresa estatal AySA, los contratos para la obra Sistema de Agua Sur, que comprende la ampliación de la capacidad de potabilización de la Planta General Belgrano y la construcción de un río subterráneo a Lomas de Zamora con una inversión de más de 8 mil millones de pesos, con financiación del Gobierno nacional y del CAF (Banco de Desarrollo de América Latina, ex Corporación Andina de Fomento).
De la firma de los contratos participaron el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartúa, el presidente de AySA, José Luis Inglese, el representante del CAF en Argentina, Andrés Rugeles, y representantes de los consorcios surgidos de las licitaciones.
Uno de los contratos firmados corresponde a la ampliación de la Planta General Belgrano, ubicada en Bernal, con la UTE “Constructora San José S.A.-TEDAGUA S.A.” por un monto de 2.257 millones de pesos más IVA.
Este proyecto dará respuesta al creciente aumento de la demanda del servicio en el área sur de la concesión y ampliará la capacidad de potabilización de la planta para duplicar la provisión de agua y abastecer a 8.875.000 habitantes, frente a los 4.875.000 de la actualidad, indicó la compañía.
El proyecto contempla la ejecución de tres módulos en la planta potabilizadora, la repotenciación de la estación elevadora de agua, y se completa con la construcción de un río subterráneo de 23 kilómetros de longitud que transportará el agua desde la planta General Belgrano hacia zonas de Quilmes, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza y Lomas de Zamora.
Para el tramo 1 del túnel, que contempla la construcción de una estación elevadora, se firmó contrato con “CMC di Ravena- Argentina Branch”, por un monto de 2.877 millones de pesos más IVA, mientras que para el tramo 2 del túnel, se firmó contrato con la UTE “ElectroIngeniería S.A.- China Gezhouba Group Corporation” por un monto de 2.878 millones de pesos más IVA.
En su conjunto, el proyecto demandará una inversión cercana a los 8 mil millones más IVA, financiados por el Gobierno Nacional y la CAF a través de AySA.
Estas obras forman parte del Plan área Metropolitana que AySA ejecuta para alcanzar el 100 por ciento de cobertura de servicios de agua potable y cloacas en los próximos 8 años, se destacó.

UATRE SE METIÓ EN LA POLÉMICA POR VENEGAS
La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) aclaró hoy que el gremio se “fortaleció patrimonialmente”, debido a “una gestión exitosa” del fallecido ex líder Gernónimo “Momo” Venegas. “Desde que Venegas comenzó a dirigir el gremio, éste se fortaleció patrimonialmente aumentando, tanto sus afiliados como sus activos. Esto fue producto de una gestión exitosa y eficiente al servicio y beneficio de sus afiliados, tarea que continua la actual conducción nacional”, indicó la UATRE en un comunicado.
El patrimonio de Venegas se vio envuelto en los últimos días en un enfrentamiento familiar, iniciado por la hija menor del existinto dirigente, María Eva Venegas, quien se consideró “marginada”, junto a uno de sus hermanos, de la herencia, y acusó al presunto “testaferro” de su padre, Carlos Arrieta, “socio” del actual secretario general del gremio de los peones rurales, Ramón Ayala.
En el comunicado, la UATRE recordó que “los balances” del gremio “fueron aprobados en forma anual por sus 359 mil afiliados y por el Ministerio de Trabajo”. En ese sentido, indicó que “el último balance de UATRE cerró en junio de 2017 y se pondrá a consideración del próximo Congreso Nacional Ordinario del gremio a realizarse en noviembre”.
Por otra parte, señaló que “la documentación correspondiente a la obra social de los trabajadores fue presentada ante las autoridades pertinentes, habiendo sido auditada por la Superintendencia de Salud de la Nación Argentina”.
“Las afirmaciones individuales realizadas que resultan contrarias a la actual conducción nacional de UATRE-OSPRERA corren por cuenta de quien las elabora y no representan a nuestra institución”, finalizó el pronunciamiento gremial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *