POLICIALES

LIBERARON A LOS DETENIDOS POR LOS INCIDENTES EN LA MARCHA
El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi dispuso la liberación de 30 de los 31 detenidos el viernes, durante la manifestación en reclamo de la aparición con vida de Santiago Maldonado, en tanto que los abogados denunciaron que ninguno tuvo vinculación con los desmanes sino que fue una causa “completamente armada” por la policía.
La abogada María del Carmen Verdú, una de las representante de los imputados, informó esta noche a DyN que Martínez de Giorgi dispuso la liberación de los detenidos, lo que se producirá en las próximas horas desde la sede policial situada en avenida General Paz y Madariaga, de esta capital.
La abogada precisó que el único que no será liberado es un joven extranjero, pero por otra causa, dijo, vinculada con “problemas en su documentación”. El magistrado tomó esta tarde declaración indagatoria a los 31 apresados en los Tribunales Federales de Comodoro Py y luego recibió a sus abogados, mientras en la calle un centenar de manifestantes de partidos de izquierda y organizaciones sociales respaldaban el reclamo de liberación de los acusados.
Los letrados, al salir de los tribunales denunciaron que los “31 detenidos no tenían nada que ver con los incidentes” del viernes sino que fue una “causa completamente armada” por la policía. Verdú, junto a los abogados Matías Aufieri e Ismael Jalil, dijo a la prensa que el objetivo de las detenciones fue “encubrir la provocación que se llevó adelante para desvirtuar la enorme movilización por la aparición con vida de Santiago Maldonado”.
“Los 31 están mal detenidos, no tienen nada que ver con los incidentes”, sino que sus “detenciones se produjeron mucho tiempo después” de los desmanes, manifestó por su parte Jalil. En tanto, Verdú destacó que “el juez ha tenido que reconocer que no tiene elementos para mantenerlos detenidos”. “Tenemos probada la falsedad de las detenciones”, subrayó.
Si bien las audiencias para la toma de indagatorias estaban previstas para mañana, el juez federal las adelantó para hoy a las 8, ante el reclamo de distintas organizaciones de derechos humanos, aunque las primeras declaraciones comenzaron cerca de las 14. Mientras tanto, en las puertas de Comodoro Py permanecían representantes de distintas organizaciones políticas y sociales, quienes anunciaron que se quedarían hasta que finalizaran las declaraciones para apoyar a los detenidos, pero esta noche aún estaban en el lugar.
Martínez de Giorgi contaba con 24 horas a partir de las indagatorias para disponer la liberación o permanencia en prisión de los acusados, pero rápidamente emitió la orden para que quedaran en libertad.
Todos los detenidos fueron acusados de los delitos de intimidación pública, resistencia a la autoridad y daños. El viernes por la noche, en el marco de una multitudinaria movilización convocada a Plaza de Mayo para reclamar la aparición con vida de Santiago Maldonado, un grupo de manifestantes provocó incidentes y tuvo un enfrentamiento con la Policía de la Ciudad, lo que dejó varios detenidos y heridos.
Los manifestantes, algunos encapuchados, encendieron fogatas en los contenedores de basura, realizaron pintadas en distintos edificios de la zona y arrojaron piedras a las fuerzas de seguridad, que reprimieron la protesta con balas de goma.
En las últimas horas, los organismos de derechos humanos exigieron la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, e insisten con denunciar que ninguno de los detenidos no tiene que ver con los incidentes que se produjeron.    FOTO: CLARIN

CAYÓ “EL FINO”, UN PELIGROSO ASESINO
Un joven de 18 años calificado por la Policía como un “peligroso asesino” fue detenido en el partido bonaerense de San Vicente, acusado de cometer numerosos delitos.
Así lo informó la Policía de la Ciudad, que fue convocada por la justicia para colaborar en la búsqueda del joven, al que identificó por el alias “el Fino” debido a su “extrema delgadez”. El adolescente fue capturado por la División Delitos Complejos, luego de un año de investigación, y está acusado, entre otros hechos, de haber disparado contra una mujer y de haber baleado a un efectivo de la Policía bonaerense, entre otros delitos.
Según informó la fuerza porteña, “el Fino” es un joven indocumentado que vivía en el partido de La Matanza y que nunca había sido inscripto en el Registro Nacional de Personas, debido a que sus padres también estaban involucrados con el ambiente delictivo.
El detenido frecuentaba la zona de Puerta de Hierro, en La Matanza, y el asentamiento conocido como Ciudad Oculta, en Capital Federal, donde era “temido y respetado” ya que, según el parte de prensa, era conocido por ser un “eximio jugador de fútbol” y por haber comenzado sus “hazañas delictivas a temprana edad”.
La investigación fue encabezada por la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio del Departamento Judicial de La Matanza, que dirige el fiscal Jorge Daniel Yametti, quien había solicitado la colaboración de la fuerza porteña para atrapar al joven de 18 años.
En este sentido, luego de “varias tareas de búsqueda” centradas en la difusión de imágenes del joven y de un tatuaje característico que posee, los agentes lograron capturarlo en un campo de San Vicente.
Según se informó “El Fino” fue detenido mientras se escondía en una vivienda junto a su pareja y la hija de esta.


MILAGROS SALA, EN SU CASA
El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, sostuvo que le da “mucha bronca y sensación de injusticia” ver a la dirigente Milagro Sala en su “chalet de fin de semana” cumpliendo prisión domiciliaria y consideró que es un “privilegio que tiene una persona que ha delinquido”.
“Da mucha bronca y una sensación de injusticia, no puede ser que haya un trato para algunos delincuentes y otro trato para otros”, remarcó Morales, en referencia a las apariciones públicas de Sala desde el balcón de la casona de la localidad de El Carmen, al sur de la capital jujeña.
Se trata de “una persona que ha cometidos delitos económicos, de corrupción y con situaciones de violencia, de amenazas”, recordó, por lo que consideró que se trata de un “privilegio que tiene una persona que ha delinquido”, ya que cumple prisión, recordó, “en su chalet de fin de semana en el dique La Ciénaga”, donde mucha gente tiene casas de descanso, señaló.
Morales, en declaraciones a TN, reiteró su opinión contraria a la cautelar emitida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exigiendo la prisión domiciliaria de Sala e insistió en que ese medida fue “una proclama política”.
En ese sentido, lamentó que el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que conduce el periodista Horacio Verbitsky, haya terminado “mutando en una organización kirchnerista”, ya que ejerce “mucha influencia” sobre el organismo internacional.
Por otra parte, Morales pidió “discutir” el código procesal porque presenta “tantos vericuetos” que demora los juicios. “Hay un falso garantismo allí”, destacó, porque “el derecho fundamental de una persona es tener una sentencia absolutoria o condenatoria”, pero en el caso de Sala “hay tantas chicanas de la defensa” que ha hecho “dilatar los tiempos” para “juicios que debieron darse el año pasado”, aseguró.

UN CAPO DE LA MAFIA ITALIANA, DETENIDO EN URUGUAY
Uno de los jefes mafiosos más buscados de Italia fue arrestado en Uruguay tras estar 23 años prófugo y haber sido condenado por asociación ilícita ligada a la mafia, tráfico de drogas y otros delitos graves, dijo el lunes el Ministerio del Interior italiano.
Rocco Morabito era considerado el miembro fugitivo más buscado de la ‘Ndrangheta de Calabria, el grupo de la delincuencia organizada más poderoso de Italia y uno de los mayores importadores europeos de cocaína sudamericana.
El hombre de 50 años fue detenido en la ciudad costera de Punta del Este, luego de que la policía uruguaya y las autoridades italianas trabajaron juntas para determinar su identidad real, informó el ministerio en un comunicado. Bautizado como el “rey de la cocaína de Milán”, Morabito era buscado desde 1994 después de que pagara 13.000 millones de liras (ocho millones de dólares) para importar casi una tonelada de la droga, informó el diario Corriere della Sera.
En 1995 se emitió una orden de detención internacional con el objetivo de localizar a Morabito y extraditarlo a Italia, donde ha sido condenado a 30 años de cárcel. La detención remueve a Morabito de la lista de los cinco criminales más buscados del país, donde compartía espacio con el temido jefe siciliano Matteo Messina Denaro.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.