SIGUE EL JUICIO POR EL CRIMEN DE LILIANA DÍAZ

Marcelo Camarero enfrentó el primer día del juicio acusado del crimen de Liliana Díaz, quien fuera su pareja.

La defensa de Camarero pidió el cambio de carátula en la causa asegurando que el imputado mató a Liliana mientras estaba bajo los efectos del alcohol y que se trataba de una relación ocasional sin vínculo de pareja.

Sin embargo, los policías que lo recibieron en la comisaría en día que confesó el crimen aseguraron que aunque tenía aliento etílico podía mantenerse en pie y se lo notaba consciente.

Además, declararon 15 testigos que complicaron la situación de Camarero. Estos testigos confirmaron que había episodios de violencia de género y que Camarero extorsionaba a Díaz con videos y fotos de contenido sexual.

Por su parte, uno de los testigos, de apellido Bucciarelli, aseguró que existía entre ambos una deuda de 14 mil pesos y que la víctima se los había reclamado a Camarero la noche anterior. Este detalle y el dinero hallado en una mochila el día del crimen constituyen un fuerte vínculo para los investigadores.

En el día de hoy se esperan más declaraciones de testigos para dar lugar a los alegatos en el día de mañana y una sentencia la próxima semana.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.