DÉBORA PÉREZ VOLPIN: “FUE UNA MUERTE VIOLENTA”

El informe final de la autopsia reveló que la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin murió por una perforación instrumental en el esófago y que se trató de una muerte violenta, según dio a conocer su familia en conferencia de prensa.

“La muerte de Débora se produjo por una perforación instrumental del esófago, no se han detectado patologías preexistentes, y las lesiones del estómago son consecuencia de las maniobras instrumentales y de la reanimación cardíaca”, leyó del informe pericial oficial el abogado de la familia, Diego Pirota.

“No murió por un paro cardiorespiratorio, sino por los dos profesionales que intervinieron en el cuerpo de Débora”, aseguró el abogado en otro tramo de la conferencia.

Además la familia lanzó duras críticas a los directivos y personal del Sanatorio La Trinidad  “Durante todo este tiempo encontramos que la clínica fue un gran obstáculo. Primero, le mintieron a la familia diciendo que se trataba de incertidumbre, después sacaron un comunicado de prensa hablando de un paro cardíaco, algo de lo que mueren todas las personas. Luego, en la segunda mentira y sin ningún escrúpulo, dijeron que Débora tuvo hepatitis: más allá de ser falso violaron el secreto profesional”.

Por su parte el viudo de Pérez Volpin, Enrique Sacco, que también participó de la conferencia, aseguró: “No queríamos hablar sin tener la verdad absoluta de lo que dice el informe científico. El informe nos va a permitir a la familia abrazarnos y conseguir un poco de paz. Ahora tiene que actuar la Justicia”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.