EN MEDIO DE TENSIÓN Y PROTESTAS, BUSCAN APROBAR LA REFORMA PREVISIONAL

La sesión de la Cámara baja está convocada para las 14, en un escenario que amenaza con replicar el caos político registrado el jueves último, tanto en las afueras como en el interior del Palacio Legislativo.

Mientras el Gobierno cuenta con el apoyo de los Gobernadores, menos Rodríguez Saa, el kirchnerismo y grupos de izquierda pujan junto a algunos sindicatos por interrumpir la sesión.

Por lo pronto, la CGT convocó a un paro de 24 horas con movilización a partir del mediodía y promete paralizar la ciudad, en particular el transporte. La medida es compartida por las dos CTA, centrales sindicales con una postura más crítica del gobierno nacional.

En anticipación de este escenario, los alrededores del Congreso volverán a convertirse en una zona de conflicto latente con un fuerte operativo de seguridad. En esta ocasión, y tras las críticas a la represión de la Gendarmería lanzadas desde la oposición y de algunas voces oficialistas, como la diputada Elisa Carrió, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, cederá el control a la Policía de la Ciudad, que tendrá la misión de garantizar el funcionamiento de la Cámara de Diputados.

En caso de existir Quórum, se estima que la sesión podría durar más de 8 horas, por lo que su final sería cerca de la medianoche.

FOTO: EL CRONISTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *