MURIÓ BIGNONE

El único alto jefe de la última dictadura militar argentina (1976-1983) que seguía con vida, Reynaldo Bignone, murió hoy a 90 años de edad, cumpliendo una condena por crímenes de lesa humanidad.

El ex militar fue el 13er presidente de facto y presidió la Argentina entre el 1 de julio de 1982 -tras la guerra de las Islas Malvinas- y el 10 de diciembre de 1983, año en el que retornó la democracia. Le entregó el mando a Raúl Alfonsín, electo en votación ciudadana.

Bignone fue internado de urgencia el pasado martes en el Hospital Militar por una fractura de cadera y fémur. Los médicos tenían previsto realizarle una operación pero sufrió una insuficiencia cardíaca y respiratoria y murió este miércoles.

Bignone había llegado a la Casa Rosada, sede de gobierno, en lugar del entonces teniente general Leopoldo Galtiere, el cual fue el responsable de llevar a la Argentina a la Guerra de Malvinas.

Por su gestión, el ex general recibió varias condenas por delitos de lesa humanidad, a raíz de la desaparición de personas.

Además fue sentenciado, junto a otro ex dictador Jorge Rafael Videla, por la apropiación de hijos e hijas de desaparecidos durante el último régimen militar (1976-1983).

También se sentó en el banquillo y recibió una de las mayores condenas por los crímenes de lesa humanidad perpetrados dentro del Plan Cóndor y Automotores Orletti.

FOTO: LA NACION

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.