SUBMARINO: INVESTIGAN OCHO LLAMADAS

El submarino ARA San Juan realizó ocho llamadas durante la madrugada antes de desaparecer en aguas del Atlántico Sur, informó hoy la Armada, mientras crece la ira y desolación de los familiares de los tripulantes. El vocero de la Armada, Enrique Balbi, reconoció hoy en su parte diario que hubo ocho comunicaciones satelitales que realizó el capitán del sumergible antes de perderse todo contacto, el 15 de noviembre pasado.

“Tenemos un listado que en su momento lo recibimos de la empresa que brinda el servicio satelital, corroborando la planilla de telefonía y datos. Son las primeras llamadas del comandante, informando de la falla y cortocircuito. Todo lo que decía por voz también lo hacía por datos por escrito, para no dejar dudas”, explicó.

“Hay dos o tres de telefonía y dos de datos. En ellas, se informa la falla y después la solicitud del cambio, disminuyendo la cantidad de días en el campo de operaciones. Hubo una que duró entre seis y siete minutos y fue el último contacto entre los jefes de operaciones”, agregó. Ese 15 de noviembre el ARA San Juan había informado la entrada de agua de mar cuando realizaba el snorkel y estaba cargando baterías, en momentos de gran oleaje.

El agua se dirigió por el sistema de ventilación a una bandeja de conexión de las baterías de proa provocando un cortocircuito y humo que, según se reportó el capitán al comando superior, fue subsanado, lo que determinó que siguiera navegando en inmersión hacia la base de Mar del Plata. Pero nunca más se supo de él. Pocas horas después se produjo una explosión que fue detectada por la Organización para la Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) y que podría estar vinculada al submarino.

Antes del reporte de Balbi, familiares de los 44 tripulantes, cuestionaron hoy al gobierno de Mauricio Macri y en especial a su ministro de Defensa, Oscar Aguad, por dar por “muertos” a los marinos durante un programa de televisión. “Fue desubicado dar ese tipo de noticia en un programa de televisión. Tiene que venir a explicarlo a la familia antes de salir con esta noticia”, afirmó Sandra Velasco, cuñada de uno de los tripulantes, a radio La Red.

El domingo por la noche, el ministro Aguad afirmó que no hay posibilidades de que los tripulantes hayan sobrevivido porque “un informe de la Armada” definió “que las condiciones de ambiente extremo y el tiempo que había transcurrido eran incompatible con la vida humana”. Entonces el periodista que lo entrevistaba en el canal de noticias TN, le replicó: ¨Es decir que están todos muertos?”. Y Aguad respondió: “Exactamente”.

Velasco consideró que “fue una falta de respeto. (Dijeron) que un jueves explotaron, otro que ya no los buscaban, ahora que están todos muertos”, enfatizó. “Tengo la sensación -cuestionó- que este ministro no tiene mucha idea de la Armada”. Pero no fue la única familiar de los tripulantes que salió a fustigar al gobierno.

Claudio Rodríguez, hermano del marino Hernán Rodríguez, terció: “El viernes no dijo que estaban todos muertos. Dijo que se iba a buscar, explicó porque se había abandonado (el operativo rescate y mantenido solo el de búsqueda, ndr). Le preguntaría cómo sabe si están muertos y dónde están”, añadió en diálogo con Radio 10. Y agregó: “Me da derecho a la duda. Desde cuándo saben ellos qué ocurrió? Queremos decirles que sigan buscando. Queremos saber también en qué condiciones estaba el submarino. Sospecho que ellos saben qué pasó desde el 15 (de noviembre) y por eso fueron largando la información en cuentagotas”.

Los familiares de la tripulación del submarino prevén reunirse con diputados opositores en el Congreso. “Queremos saber qué pasó y por qué ocurrió eso. Pidieron auxilio y que alguien los vaya a buscar? Es muy raro que no haya pedido ayuda. Saben ellos qué cosa causa tal efecto”, señaló. Esta no fue la primera vez que familiares de los tripulantes del ARA San Juan mantienen un cortocircuito con el ministro de Defensa.

El viernes pasado, un grupo de familiares se reunió con Aguad en la ciudad de Mar del Plata, donde tenía su base el submarino, 400 km al sur de Buenos Aires, después que la Armada diera por finalizada el rescate de sobrevivientes. “Han hecho abandono de persona, han llevado a la muerte a esos 44, ustedes son los culpables”, le gritaron familiares al ministro.

También el domingo, durante una movilización en Mar del Plata, varios familiares formularon reclamos al gobierno de Mauricio Macri. “Son expresiones de los familiares. No han estado todos en esa manifestación. Es decisión de ellos, uno los entiende, y se solidariza”, dijo el vocero Balbi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *